martes, 8 de marzo de 2011

OMAHA_1

Cartoné
B/N. 256 páginas.


Nominada, en 1989, al premio Eisner a la mejor serie regular, mejor serie en blanco y negro, y al mejor guión y dibujo

Nominada, en 1991, al premio Eisner a la mejor serie en blanco y negro, y al mejor guión

Omaha, creada y dibujada por Reed Waller y posteriormente escrita por Kate Worley, es una historia magníficamente narrada y centrada en unos personajes ricos y llenos de matices. Pero también es una historia sobre muchas más cosas: la gente joven a principios de los 80, la mafia, la corrupción, el sexo (del de verdad: sensualidad, relaciones, emociones y la exploración constante de la naturaleza del sexo), las discotecas, el baile, la fama, la pérdida y la redención. Pero sobre todo es una historia sobre el amor y la amistad.

Omaha y su novio Chuck exploran su relación en un mundo cambiante y sórdido de clubs, drogas, prostitución y dinero fácil. Waller y Worley consiguen transmitir al lector la pasión cuando Chuck y Omaha están juntos, hacerle envidiar la igualdad y camaradería que comparten cuando están juntos y el dolor que sienten cuando están separados.

Omaha fue escrita con la estructura de un culebrón melodramático y sexualmente explícito. El guión de Kate Worley recibió numerosas alabanzas por su calidad y su sensibilidad feminista. También desató una considerable controversia debido a su contenido sexual, hasta el punto de que una librería de Toronto en la que se vendía fue acusada de promover el bestialismo. En Nueva Zelanda, por el contrario, fue clasificada como apta “para todos los públicos”.

"Omaha es un culebrón, y tiene drama, aunque no melodrama; es un cómic con animales antropomórficos, pero éstos son gente real; y no es erótica ni pornográfica –simplemente una historia en la que las cámaras virtuales siguen rodando cuando la gente se quita la ropa y hace el amor (tal y como hacen en el mundo real que habitamos tú y yo)– esbozada con un encanto imperturbable que tiene el curioso efecto (al menos, para mí) de hacer que uno se pregunte qué ha pasado con el sexo en otras ficciones que se pueden leer, oír o ver…". Neil Gaiman

3 comentarios:

  1. En 2008 leí y comenté Omaha; me reafirmo en aquella opinión, exceptuando que ahora ya puedo decir algo sobre el volumen 2; pero por no liarla, lo haré en su entrada correspondiente, ya que tienen diferencias importantes como para que cada volumen tenga identidad propia.

    Bueno bueno...menuda sorpresita Omaha. Me gusta la manera de mezclar intriga, sexo, novela policiaca de bajos fondos viciosos, parece una peli de la mafia con sus chantajes y sus matones.

    La que no me termina de caer muy bien es la protagonista, le han creado un personaje demasiado estereotipado: tía buenorra que no tiene dos dedos de frente y sólo piensa en f....(no se si la censura permite poner palabras malsonantes).
    Podrían haberle dado un poquito más de inteligencia, la verdad es que no dice ni media frase que no pueda ser sacada de una peli porno de serie B; lástima, porque ese personaje con un poco más de juego no tendría desperdicio. Aunque ya se sabe "tiran más dos tetas que dos carretas".

    Tal vez en los siguientes volúmenes la bailarina mejore, esperaré para crucificarla del todo a que editen el resto. Los demás personajes muy bien.

    Os recomiendo leer los prólogos (que algunos ya se que pasáis directamente a las viñetas...) porque cuentan cosas bastante interesantes.

    ResponderEliminar
  2. Omaha: buen nombre y estupendo dibujo, sin embargo me ha resultado un poco decepcionante. No encuentro la trama bien hilada, aunque teniendo en cuenta que al menos el primer número es una recopilación de historias cortas en su inicio, es normal que ocurra esto. Cuando parece que la trama se consolida, tampoco llega a interesarme demasiado.
    Quizá encuentro que tiene mayor interés en el dibujo de escenas sexuales. El dibujo es bonito, muy estético y sí que resulta excitante incluso siendo animales antropomórficos. Sin embargo, con los personajes me ocurre como a Mariví.
    De verdad que no encuentro dónde está esa sensibilidad feministra de la que se habla en el prólogo y en esta entrada. Omaha, la protagonista es de todo menos feminista. También me parece un poco descerebrada, terriblemente insegura y dependiente, y eso, por lo menos a algunas nos corta el rollo.
    El cómic entretiene, pero ni encanta ni seduce. Tal vez se deba a las expectativas que había puesto en él, por el formato y el dibujo, pero se ha quedado a medio gas.

    En la tertulia no ha dado demasiado juego, pero tampoco lo ha dado Fresa y chocolate, aunque a algunos sí que nos gustara mucho. De todas maneras el personal andaba un poco disperso. Una pena,porque el tema era interesante y las dudas quedaron sin resolver ¿existe un cómic realmente erótico? ¿existe el cómic erótico femenino? ¿hay diferencia entre ambos erotismos, masculino y femenino? ¿insinuar es erotismo, mostrar es pornografía?
    Faltó debate real, pero las cañas de después sí que fueron satisfactorias.

    ResponderEliminar
  3. A mi tampoco me ha parecido especialmente erótico. La verdad que solo me he leido el primer número y se supone que el guión realizado por la parte femenina de la pareja creativa entra en juego a partir de la página 160 y pico, pero bueno...

    Si que puedo decir que me parece que la carga sexual está metida con calzador en la primera parte del comic, que lo de los animales no me aporta nada (es decir, vale que quieran demostrar que los animales antropomorfos te pueden poner, que eso no se si lo llegamos a discutir, pero que sean animales no tiene sentido en esta trama), que hay cosas en el guion que están cogidos con pinzas...

    En resumen, creo que tengo que leer mas para ver la evolución del comic, aunque como es uno de los primeros comics de pura ficción que leo en mucho tiempo lo he devorado con mucho gusto, y me ha parecido interesante en general.

    La trama aunque cogida con pinzas a ratos, me ha gustado y creo que me gustará mas segun vaya avanzando.

    ResponderEliminar