viernes, 11 de diciembre de 2015

Asesinos

Matz y L. Jacamon, Asesino (1998)
Gran Premio de la Crítica ACBD  2015
Sélection Polar, Festival d'Angoulême 2015
Nominación a Mejor obra de autor español publicada en 2014, Salón del Cómic de Barcelona

Siguiendo la ya (casi) tradición anual de incluir en la programación de la tertulia un tema relacionado con el género negro, en esta ocasión hemos elegido obras de éxito editadas originalmente en Francia y que comparten estructura narrativa: un asesino muestra su vida y actos, intercalando recuerdos que aclaran sus motivaciones.
Más allá de recordarnos algo ya sabido -que las personas hemos encontrado, a lo largo de la historia, muchas supuestas razones para el asesinato: dinero, ideas políticas, envidia, deseo de poder, odio-, los discursos de sus protagonistas flaquean cuando se lanzan a justificarse, con monólogos delirantes -¿el asesinato es un arte?- o tramposos -la violencia estructural permite la individual, una persona puede impartir justicia con la misma legitimidad o falta de ella que las instituciones, etc-.
Creo que no logran abandonar la imagen de relato ya escuchado: aquel que intenta sacar rendimiento a la supuesta fascinación que provocan figuras similares, a las que otorgamos, sin demasiadas razones, una complejidad interna y clarividencia superior a la del resto de los mortales. ¿Quizá falta humor en ambas narraciones, un humor que aporte distancia, relativice y quite peso a sus puntos de vista?
Sin embargo, resultan muy interesantes los personajes secundarios y sus reacciones ante la violencia -como la mujer y la amante de Yo, asesino-, el momento en que los cazadores se convierten en posibles víctimas y las reflexiones sobre las expresiones artísticas contemporáneas.
En todo caso, resulta imprescindible acudir a los autores si se quiere analizar con justicia sus obras. Para profundizar en el sentido, estilo y proceso de creación de la obra de Altarriba y Keko, es recomendable esta entrevista conjunta, así como esta otra realizada al guionista. Sobre la serie de Matz y Jacamon, que tras más de quince años va por el segundo arco argumental y el tomo 13, encontramos una donde defienden la originalidad de su personaje, y aquí otra con referencias a tomos aún no publicados en castellano.

3 comentarios:

  1. Originales y atractivas las dos obras.
    De Yo, asesino, decir que pone los pelos de punta, como en ciertos momentos te ves involucrado en sus argumentaciones, en sus justificaciones, introduciendote poco a poco en su mundo. Muy bien ambientado y muy bien llevado.
    De Asesino, solo he podido leer el primer número, pero me enganchó. Descrito como un oficio cualquiera, frio y calculador, te va desgranando su vida como profesional y el origen. Deseando de encontrar el resto de números.

    ResponderEliminar
  2. Y como no mencionar, la aparicion estelar de nuestro artista más polémico y que tantos debates ha protagonizado en el grupo, "Abel Azcona"

    ResponderEliminar
  3. Interesantes entrevistas que permiten entender mejor los cómic.
    En la de Altarrabia me ha gustado el guiño que creo hace sobre el personaje que ha nombrado Joste en un comentario anterior y que tan polémico ha sido últimamente en Navarra.
    El guiño es esta frase "Y es que debemos preguntarnos si todo acto, por el hecho de venir planteado por alguien que se dice artista, es arte”.
    O tal vez no se refiere a él y estoy proyectando lo que pienso :-)

    ResponderEliminar