miércoles, 20 de octubre de 2010

Non Non Ba

Portada Non Non Ba

ASTIBERRI
Relato autobiográfico en el que Mizuki cuenta sus recuerdos de infancia en la década de 1930, en Sakaiminato, un pequeño pueblo costero del suroeste de Japón. Con nostalgia y ternura, el mangaka cuenta sus primeros años de vida en el seno de una familia modesta, las peleas con sus amigos, la escuela o los primeros amores. El personaje que da título al libro, NonNonBa, es una anciana mística y supersticiosa gracias a la cual Shigeru descubre el mundo de los yokai, entidades sobrenaturales y grotescas del bestiario medieval japonés.

5 comentarios:

  1. Una gran obra capaz de contar historias dramáticas y dejarte una sonrisa en la boca no obstante.
    Desde el principio llama la atención la viñeta de fondo detallado y realista, tan bien dibujada, y los personajes más caricaturescos y sencillos, yo pensaba que era para más comodidad del dibujante pero al parecer se hace para producir una mayor empatía en el lector.
    Destaca la madurez del personaje principal, un niño libre-pensante; el personaje de NonNonBa, que habla de fantasmas y los usa para dar lecciones también; el padre, un soñador... Todos nos dan una lección de paciencia en la vida, de ACEPTACIÓN de lo inevitable, de buscar el lado positivo de lo que ocurre.
    Quizá como única pega diría que podría haberse contado en menos hojas.
    Recomendable, pasará a mi estantería.
    Anicómetro: 7,5/10

    ResponderEliminar
  2. Este manga me ha encantado. Si, desde nuestro punto de vista occidental, esta obra te puede resultar graciosa o dramática por momentos, pero yo creo que es mas el prisma con el que la leemos que lo que el autor quiere contar en si.
    Tal como hablamos en la tertulia, creo que se nota que la obra se ha creado a partir de recuerdos realistas por lo que es una obra autobiográfica, pero al mismo tiempo el autor se idealiza a si mismo y por eso puede que el prota tenga ese caracter tan adulto a veces, tan maduro o libre-pensante que comenta anica...
    He disfrutado con la aparición de todos y cada uno de los espíritus que describe en el libro, el que cupa las costras de la bañera si no se lavan bien, el plasta que quieren evitar, el violento... todo enmascarado de forma que sirve para educar (al final una especie de mitología-educativa) pero que tiene mucho que ver con la cultura del pais.
    Para una critica mas extensa, en su dia escribí una critica en
    http://permitanquemepresente.blogspot.com/2010/04/nonnonba.html

    ResponderEliminar
  3. Aunque las primeras páginas del cómic no me parecieron muy sugerentes porque veía los dibujos muy infantiles y envueltos en historias de seres fantásticos, poco a poco fui descubriendo una preciosa historia narrada a través de los ojos de un niño. Crecer y afrontar la tristeza, el miedo o la impotencia al querer salvar a tu mejor amiga no es fácil, pero las hermosas y sabias palabras del padre, y las historias fantásticas de la anciana amiga, servirán al pequeño protagonista de consuelo y guía para entender el mundo.

    Como no suelo leer cómic japonés no se si será algo muy habitual en el manga, pero me ha encantado descubrir la enorme variedad de onomatopeyas que acompañan los dibujos como el batir de las olas, el canto de las cigarra, el susurro de la lluvia... Es como leer imaginándote la banda sonora.

    ResponderEliminar
  4. Nononba es un relato interesante a diferentes niveles. De nuevo nos encontramos ante un cómic autobiográfico,además de un catálogo de seres mitológicos y un viaje iniciaticio hacia la madurez.
    Ya hemos leído a difentes autores contando qué les llevó al cómic. Aquí Mizuki, Gege para los amigos, se remonta a sus años de infancia para contarnos cómo desarrolló su vocación. Cómo gracias a las historias que la anciana Nononba le cuenta, va creando su imaginario personal y desarrollando un rico mundo interior con el que afrontará la realidad de la dura época en la que creció.
    La colección de personajes hacen muy entretenida la lectura y nos explican a la vez porqué él llegó a ser la persona que es. Nos cuenta cómo su padre alentó su vocación desde la infancia, pero también las frustraciones del padre por alcanzar sus sueños y las disputas con la madre, por no ser el típico padre de familia respetable.
    Con un dibujo de personajes aparentemente naif nos revela la psicología y matices de cada uno de ellos, y cómo no siempre un personaje es lo que dice, sino también lo que hace. La madre, a pesar de los reproches, sigue admirando a su marido. Todos ellos están sólidamente construidos y trascienden del retrato infantil que pueda parecer en una primera toma de contacto.
    Anica ya ha mencionado los trabajados fondos en contraste con los personajes más caricaturescos. A mi también me gustaría destacar esto. El entintando de los dibujos de fondo y el manejo preciosista de la plumilla y el entramado a tinta. Un gusto para la vista, que se recrea no sólo en una agradable lectura, si no en un dibujo estupendo.

    El mundo de los yokai también me ha divertido, igual que me han estremecido algunos de los capítulos que retratan el japón rural de los años treinta. Una lección de cómo un espíritu inquieto e imaginativo puede ser el mejor parapeto contra la crueldad humana.

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso.
    Creo que sólo con esa palabra podría escribir mi comentario, pero como en ocasiones tengo incontinencia verbal, voy a explayarme un poco más.
    El dibujo es bonito, detallista y de aspecto infantil, pero la historia que cuenta a través de los recuerdos de un adulto cuando piensa en el niño que fue, es una historia bonita, detallista y adulta; un retrato social de una época y una cultura en la que la esclavitud infantil femenina era algo habitual (ninguno de los adultos pone el grito en el cielo ni denuncia al malvado), los ancianos debían trabajar a pesar de una edad avanzada para poder malvivir si no tenian una familia que les alimentase, el marido es la cabeza de familia y sus decisiones se respetan aunque no se compartan, los chicos no debían pasar mucho tiempo junto a las chicas para no contagiarse de su debilidad...etc.
    Esa es la lectura profunda, la más superficial y agradable es conocer las costumbres y mitos sobre los espíritus japoneses, cómo formaban parte de la vida rutinaria de la gente y sobre todo, lo más divertido ha sido la caricaturización de los mismos y la multitud de ellos, cada uno con sus manías y personalidad propia.
    La sabiduría de Nonnonba, una delicia y una llamada de atención para que escuchemos a nuestros mayores, que como dice el refrán "más sabe el diablo por viejo, que por diablo".

    ResponderEliminar