domingo, 28 de septiembre de 2014

Tertulia octubre 2014: Psiconautas

Alberto Vázquez, Psiconautas (2006)

La posmodernidad (...) tiende a fortificarse contra aquellos que -siguiendo la tendencia intrínseca (...) hacia la desvinculación, la indiferencia y el todo contra todos- amenazan con desenmascarar el potencial suicida de la estrategia llevando su aplicación hasta su lógico extremo.
Zygmunt Bauman, El sueño de pureza (1997)

Las páginas de Psiconautas están llenas de vacíos, de espacios en blanco tan peligrosos como agujeros negros, capaces de tragar todo lo que los rodea -sueños, cariño, futuro- y escupirlo convertido en dolor y muerte.
Las historias que presenciamos  transcurren es una isla económicamente deprimida, donde la única esperanza, quizá vana, es escapar a la ciudad. Un lugar condenado a una lenta agonía tras el grave deterioro ecológico del que son culpables sus propios habitantes.
En este entorno, el relato de las desventuras de todos los personajes -ninguno es, ni por un segundo, feliz- supone una lúcida reflexión sobre los mecanismos de exclusión que operan en nuestra sociedad: olvidamos con demasiada rapidez que hemos contribuido a crear a aquellas personas que después rechazamos, ocultamos o miramos con temor.
Vázquez muestra que la familia puede ser fuente tanto del amor nutritivo -el padre de Birdboy, el padre de Dinky- como del sufrimiento más insoslayable -por ejemplo, el policía que actúa como figura paterna con su compañero novato-.
Además, nos permite cuestionar la diferencia entre los medicamentos psicoactivos legales, cómplices de nuestro deseo por enmascarar la realidad, y las drogas ilegales, que permiten escapar brevemente de la tristeza a cambio de arrancarnos poco a poco el corazón.
Un cómic duro y triste, sin esperanzas, donde "El Fin" de la última página cobra un sentido más trágico que cualquier otro.
Birdboy, basado en Psiconautas, ha recibido entre otros galardones el Premio Goya 2012 al mejor cortometraje de animación español.


Alberto Vázquez (A Coruña, 1980) es ilustrador, diseñador gráfico y autor de cómics. Ha publicado cinco novelas gráficas, además de colaborar con El País o Libros del Zorro Rojo, entre otras editoriales.
Coincidió con David Rubín en los inicios del colectivo Polaqia, formado por jóvenes autores gallegos.
En el Salón del Cómic de Getxo 2007 nos regaló una dedicatoria de Psiconautas. Aquí, las pruebas:




No hay comentarios:

Publicar un comentario