lunes, 29 de abril de 2013

TERTULIA DE ABRIL: DÍA A DÍA

El pasado 17 de Abril leímos a dos autores. La primera es Joyce Farmer, con su obra "Un adiós especial" y el segundo es el canadiense Michel Rabagliati, con la saga de Paul. 


 
Un adiós especial es la crónica de los cuatro últimos años de las vidas de Lars y Rachel, un pareja de ancianos que pasan el tiempo que les queda en su pequeña casa del sur de Los Ángeles. Una historia que aborda los retos, humillaciones, terrores, frustraciones y derrotas de la vejez y la muerte, pero también honra el valor, el humor, el amor y la resistencia de esta pareja y de su familia. (Astiberri)


 Tras haberlo llevado al campo, a trabajar en verano, mudarlo de casa y viajar en el metro, Michel Rabagliati embarca a Paul en unas jornadas de pesca. Una semana de vacaciones en un coto de pesca con servicios hoteleros, tal es el pretexto elegido por Michel Rabagliati para ampliar su universo y presentar nuevos personajes respecto a los que ya salían en Paul se muda (Astiberri).
Tras abordar el tema de la paternidad en Paul va de pesca, Michel Rabagliati se enfrenta en Paul en Quebec con el de la muerte y el duelo. Roland y Lisette, los suegros de Paul, se mudan a Quebec para disfrutar de su jubilación, pero poco tiempo después, Roland enferma. Este quinto volumen publicado en castellano de la serie de Paul se convierte en la crónica de la pérdida de un ser querido. Una historia personal y conmovedora, en la que se perciben los fuertes vínculos que unen a la familia y que permitirán superar ese duro momento. (Astiberri).


Paul y su novia, Lucie, se independizan y se van a vivir juntos, en Montreal. En la primera parte del cómic los vemos llegar a su nuevo apartamento, pero rápidamente se establece un flashback y vivimos la historia de cómo se conocieron en su época de estudiantes de diseño gráfico, su entorno y sus amistades. En la segunda parte, Michel Rabagliati nos cuenta con frescura la vida cotidiana de Paul y Lucie, llena de anécdotas divertidas sobre mudanzas y reformas. Más allá de la historia de amor de su álter ego, el autor nos muestra cómo Paul va conociéndose a sí mismo y su paso de la adolescencia a la edad adulta, con un estilo limpio y un tono íntimo y desenfadado. (Astiberri).