lunes, 29 de diciembre de 2014

En la carretera: Cenizas y Come prima

Álvaro Ortiz, Cenizas (2012)
Premio Dolmen de la crítica 2013 al mejor guión
Alfred, Come prima (2013)
Premio Mejor Obra en el Festival de Angoulême 2014

Coches pequeños e incómodos. Antiguos compañeros de viaje (por la vida) forzados a iniciar, años después, uno nuevo (por carretera), con el deseo de huir o el compromiso como motivos. Horas y kilómetros de asfalto que les conectan con lugares y personas inesperadamente necesarias. Mascotas adorables. Urnas funerarias que obligan a recordar el pasado y guían hacia el futuro. Días y noches para acumular cansancio, desvelar secretos y acercarse a la verdad. Violencia, accidentes, robos y una joven que se convertirá en la llave que da paso a vidas diferentes.

Los dos cómics de esta tertulia comparten todos estos elementos, además de una estructura cuidadosamente planificada, explotando el potencial de las road movies, donde la carretera es el motor de cambio de los personajes. Y es que, cuando se pierden las referencias cotidianas y todo se hace provisional, es más fácil cambiar el punto de vista y atreverse a intentar nuevos caminos.

Pero también hay diferencias claras entre ambos: paisajes y época, marcos de referencia cultural, trazo y tono general de las obras, referencias,  preocupaciones y recorrido vital de los personajes... Sin entrar en matices, dolor vs. nostalgia, neorrealismo vs. serie B, Gipi y David Proudhomme vs. Trondheim y Seth, música popular italiana vs. rock alternativo, madurez vs. final de la juventud. De todo ello daremos buena cuenta en la tertulia.

Álvaro Ortiz (Zaragoza, 1983). Ganador de premios Injuve en 2002 y 2003, nominado como autor revelación (2010) y a la mejor obra de autor español (2013) en el Salón del Cómic de Barcelona, beca AlhóndigaKomik en 2011 y actualmente beca MAEC-AECID.
Cenizas ha sido publicado en España, Alemania y Francia (fue invitado al Festival de Angoulême 2014 para firmar ejemplares de su obra).
En esta interesante entrevista habla en especial del cómic elegido para la tertulia, pero también sobre música, mercado editorial e influencias.

Lionel Papagalli, Alfred (Grenoble, 1976). Tres veces premiado en Angoulême (en 2007 Por qué he matado a Pierre fue seleccionado entre los cinco esenciales del año y recibió el Premio del público), sus obras se mueven entre la autoedición, la adaptación de novelas, el cómic infantil, las performances (es también músico y actor) y la colaboración con conocidos guionistas como David Chauvel y Olivier Ka.

viernes, 26 de diciembre de 2014

Novedades Cómic diciembre 2014























 

 
Cenizas, de Álvaro Ortiz. Astiberri,  2013. 192 p. Ejemplar dedicado por el autor. Tres amigos que no se ven desde hace años, discutiendo dentro de un coche, con un montón de kilómetros por delante hasta una misteriosa cruz marcada en un mapa: ésa es la premisa de Cenizas, la obra más ambiciosa de Álvaro Ortiz.
Unas extrañas circunstancias propician ese reencuentro surrealista entre Polly, Moho y Piter, que deciden emprender un incierto viaje a un destino más incierto todavía, durante el cual se irán revelando sus personalidades de alto calibre, a las que se unen secundarios de lo más folclóricos.
Encuentros y desencuentros, persecuciones, moteles de carretera, matones barbudos que tocan el banjo, un cementerio de barcos, cerveza a discreción, discusiones, resacas y cierta dosis de violencia y tensión sensual...: una mezcla explosiva entre road movie emocional y thriller gamberro en el que nada es lo que parece. (Reseña de la editorial)



Murderabilia, de Álvaro Ortiz. Astiberri,  2014. 112 p. Malmö Rodríguez no estudia, no trabaja y no busca trabajo. Odia vivir con sus padres y dice querer ser escritor, pero tampoco escribe mucho. Tiene un par de gatos negros heredados de su tío, que acaba de morir de un infarto. Parecen dos gatos corrientes, pero el caso es que alguien está dispuesto a pagar mucho dinero por ellos.
Conocer al comprador, un coleccionista de objetos relacionados con asesinatos y atrocidades varias, instalarse en su entorno –una casa junto al bosque, un motel de carretera, un vecindario cerrado– cambiará su vida drásticamente.
Con Murderabilia, Ortiz profundiza en su particular narrativa y estilo gráfico. Personajes gamberros y variopintos, jóvenes sin rumbo y amantes de la caza se codean en esta historia que combina intriga, humor y drama, y donde no hay que fiarse de los tonos pasteles y de los animalitos amables.(Reseña de la editorial)



Black is beltza, de Fermin Muguruza, Harkaitz Cano y Dr. Alderete. Bang, 2014. 144 p. OCTUBRE DE 1965. La comparsa de gigantes de Pamplona, imagen típica de las fiestas de San Fermín, es invitada a desfilar en la Quinta Avenida de Nueva York. Pero no todos podrán salir: debido a la discriminación racial, las autoridades norteamericanas prohibirán la participación de los dos gigantes negros.
A partir de este hecho histórico, Muguruza, Cano y Alderete construirán el relato de Manex Unanue, uno de los mozos que debía portar a uno de los gigantes negros que, decepcionado con la decisión del resto de compañeros de acatar la orden, decide no volver a casa. La narración cuenta desde la mirada de este joven, los acontecimientos que marcaron la convulsa sociedad de mediados de los sesenta: los disturbios raciales derivados de la muerte de Malcolm X, las excentricidades de los personajes de The Factory, las alianzas entre los servicios secretos cubanos y los Black Panthers estadounidenses, la psicodelia proto-hippie que inundó los festivales musicales de la época, los juegos de intereses de los espías de ambos bandos durante la Guerra Fría
Después de pasar unos años en Cuba donde recibirá entrenamiento diverso y conocer al Ché antes de su viaje a Bolivia, Manex deberá llevar a cabo una misión especial: sacar de los Estados Unidos a un Black Panther que corre el peligro de ser asesinado y llevarlo a la Habana. Para realizarla, no podrá hacer un viaje directo, pues la CIA sospecha que Cuba está implicada en este tipo de acciones incluso en su propio suelo, sino que el recorrido ha de engañar a los agentes de la Compañía que están instalados en todas las partes del mundo.
Una intrigante historia que compagina la ficción con la realidad; habla de amor, de revolución y  de espionaje. Siempre acompañada por una banda sonora como telón de fondo que se manifiesta de manera gráfica y que nos transporta a la época.(Reseña de la editorial)



El Libro verde de El Roto. Reservoir Books, 2014. 112 p. Los dibujos de El Roto son desde hace tiempo el mejor comentario sobre la sociedad contemporánea, a mitad de camino entre el editorial y la denuncia. Una de sus preocupaciones fundamentales es la incompatibilidad entre el modo de vida occidental y la naturaleza, y a ello ha dedicado muchas viñetas brillantísimas. El libro verde de El Roto reúne la mayoría de ellas, con el efecto habitual de su autor de provocar una carcajada sorda y una reflexión preocupada.

 

la Tierra Temprana Es una obra épica de ficción que nos lleva tras los pasos, los relatos y las aventuras de un narrador solitario en su búsqueda del conocimiento y del amor verdadero.
Una obra que contiene multitud de historias, grandes y pequeñas, sobre dioses y monstruos, reyes locos, ancianas y brujas sabias, chamanes, hombres medicina, familias polares, hermanos y hermanas, y sobre los conflictos que se generan entre ellos, el misterio, la mala ciencia, la peor geografía y ¿hemos mencionado ya el amor verdadero?
La crítica asegura que probablemente nos encontremos ante lo mejor que se ha visto desde la invención de la rueda. Tal vez, incluso, desde la invención de los inventos. (Reseña de la editorial)



Bella muerte, de Kelly Sue Deconnick y Emma Ríos. Astiberri, 2014. 160 p. DeConnick y Ríos parten de un western de aspecto clásico para, a continuación, distorsionarlo y convertirlo en algo totalmente nuevo, en donde lo inesperado se convierte en habitual. Bella Muerte es una serie que combina el realismo mágico de Sandman con la brutalidad del western crepuscular de Predicador, y ya esta primera entrega fue nominada a varios premios Eisner en 2014: Sue DeConnick como mejor guionista, Emma Ríos por mejor lápiz/entintado y mejor portada, y Jordie Bellaire en la categoría de mejor color. El primer número, de los 5 comic-books de los que se compone el primer tomo, agotó su tirada inicial de 57.000 ejemplares.
De Connick describe en una entrevista el origen de la historia, basada en los cantares de ciego, de los que le había hablado Emma Ríos: “En nuestro libro hay un par de mendigos que llegan a una especie de mítica ciudad del Oeste y cuentan su historia. Una historia que habla del amor de Albañil por Bella, de su unión y de cómo, tras su matrimonio, Albañil se consume con la idea de que otros hombres admiren a su Bella. Así que –sigue DeConnick– construye una torre de piedra y la encierra en ella. Bella, sin la caricia del viento y el calor del sol empieza a marchitarse y muere. Muerte acude a buscarla, pero también cae hechizado y engendra una hija con ella. Sin embargo, la hija no es suficiente para atarla a nuestro mundo. Muerte se apena y se lleva la niña con ella. Y la cría en el mundo entre los vivos y los muertos para convertirla en un espíritu de venganza y castigar a los que maltratan a los inocentes. La llamamos Ginny”, concluye.
Por su parte, Emma Ríos asegura que necesitaba clavar el tono visceral y poético del guión, y confiesa que, durante meses, se dedicó a ver un western (o una película de samuráis) cada día y que Sergio Leone y Masaki Kobayashi se convirtieron en sus musas, especialmente debido a sus peculiares estéticas y tempos, cercanos a lo onírico. (Reseña de la editorial)



Old Boy. Tomo 1, de Garon Tsuchiya y Nobuaki Minegishi. DeBolsillo, 2013. 619 p. Un hombre desaparece una noche y amanece encerrado en una habitación. Solo. Diez años después, sin saber por qué, recupera la libertad. Es la hora de una salvaje venganza.
Hace diez años lo secuestraron. No sabe quién. Durante todo este tiempo ha estado encerrado en una prisión privada. No sabe por qué. Sus únicos contactos con el mundo exterior han sido un televisor y la voz de sus carceleros. Ha perdido la razón. Se ha transformado en alguien diferente. Alguien letal.

Un día despierta y se encuentra al aire libre. Ha llegado la hora de reclamar una terrible venganza. (Reseña de la editorial)



viernes, 19 de diciembre de 2014

En diciembre, la tertulia se mueve

La ilustradora Angélica López de la Manzanara, que participa en la tertulia de cómics, presentará el lunes 22 de diciembre, a las siete y media de la tarde en la Librería Chundarata, la obra más reciente de Álvaro Ortiz, Murderabilia.

Un prólogo perfecto para la tertulia de enero, en la que, como ya es tradición, leeremos cómics que están relacionados con la ciudad francesa de Angoulême. Uno de ellos será Cenizas, del mismo autor, fruto de su estancia durante 2011-2012 en la Maison des Auteurs.

martes, 2 de diciembre de 2014

Novedades Cómic noviembre 2014

¡Qué buena pinta!


Unahistoria, de Gipi. Salamandra,  2014. 126 p. Un hombre de unos cincuenta años, en evidente estado de confusión, ha sido encontrado en una playa y trasladado a un hospital psiquiátrico. Se trata de Silvano Landi, escritor de éxito, que parece no discernir la realidad de la ficción: dibuja compulsivamente dos imágenes recurrentes —una estación de servicio y un gran árbol desnudo— y está obsesionado con el hallazgo de las cartas que su bisabuelo Mauro, soldado durante la Primera Guerra Mundial, escribía a casa desde las trincheras, convencido de que algún día volvería junto a su mujer y su hijo.
Así pues, las dos historias, el presente de Silvano y el pasado de Mauro, se entrelazan y se convierten en unahistoria, el esperado regreso a la novela gráfica del genial Gipi, el autor más admirado de Italia y uno de los talentos más relevantes de este género a nivel mundial. (Reseña de la editorial)



L´amour (El amor sin amor), de Sfar. Fulgencio Pimentel, 2014. ¿Existe el amor después de la muerte? Aun más, ¿existe el amor antes de la muerte? Estas y otras preguntas son abordadas por Joann Sfar en esta fábula moderna sobre lo humano y lo inhumano, los rigores del amor y las servidumbres del deseo, las huellas de la intolerancia y la dicha de la amistad compartida. L’Amour (El amor sin amor) persigue las aventuras sexuales del vampiro Fernand y el resto de personajes sobrenaturales que revolotean a su alrededor como polillas frenéticas alrededor de una bombilla. Joann Sfar dobla la apuesta de Vampir, introduce en la historia nuevos y carismáticos personajes y aboca a todos ellos al paroxismo amatorio. Pero ¿qué es exactamente lo que les hace perder el juicio? ¿Amor? ¿Deseo? ¿Obsesión? ¿O es solo la necesidad de sentirse vivos la que arrastra a unos personajes a los brazos de otros para después separarlos sin misericordia? El dibujante francés, en auténtico estado de gracia, firma aquí una mezcla perfecta de vodevil y espectáculo de fenómenos, dando muestra tanto de su espléndido sentido de la comedia física y dialogada como de su sensibilidad y su comprensión de las pasiones humanas.(Reseña de la editorial)


No puedes besar a quien quieras, de Marzena Sowa y Sandrine Revel. La Cúpula, 2014. Que un niño intente besar a una niña normalmente no tiene nada de particular. Y el que la niña se zafe y envíe a su pequeño amigo a freír espárragos debería ser lo suficientemente banal como para ser un episodio de tantos en las crónicas de una infancia corriente. Pero si una escena como ésta tiene lugar en una escuela de una república socialista durante una sesión de cine propagandístico muchos años antes de que el muro empezara a agrietarse siquiera, tiene todos los ingredientes para convertirse en un drama.
Marzena Sowa y Sandrine Revel firman esta novela gráfica humana y emotiva en la que a través de los ojos de unos niños podemos observar el modo de funcionamiento de una sociedad vertebrada por la paranoia y la obsesión por el control. Una sociedad en la que un simple gesto, incluso el más ínfimo e inocente de la vida cotidiana, puede poner en marcha la despiadada cadena de la vigilancia, el chantaje y la denuncia de manera implacable..(Reseña de la editorial)



Cazador de sonrisas, de Agustín Ferrer. Grafito, 2014. 119 pLa buena vecindad, las barbacoas de fin de semana, la inocencia y la confianza en la palabra dada… El conflicto de Corea ya ha pasado, pero la Guerra Fría vuelve de calentarse a pocos kilómetros de Florida. Y en medio de todo esto Agustín Ferrer Casas da vida en Cazador de sonrisas a un dentista estadounidense a principios de los 60, Herbert F. Dunne.
Un excelente odontólogo, según sus pacientes, el invitado ideal, un padre fantástico, un esposo encantador, Casi perfecto si no fuese por esa falta de empatía por el dolor ajeno…
Sólo la tímida adolescente Alice Edwards, una nueva paciente con una ortodoncia que castiga su sonrisa, llega a descubrir la espiral de obsesiones, drogas y violencia de la que el doctor Dunne intenta redimirse. ¿O acaso tampoco esto es cierto…?. (Reseña de la editorial)




Manabé Shima, de Florent Chavouet. Salamandra, 2014. 141 p. Japón es tanto una isla como un archipiélago. Y entre las cuatro mil islas que lo componen, el artista e ilustrador francés Florent Chavouet escogió una, la apacible y minúscula Manabé (trescientos habitantes, diez vehículos y tres conexiones a internet), para pasar dos meses conviviendo con sus gentes y dibujando.
Como Tokyo Sanpo, su anterior obra, éste es un libro muy personal, una singular combinación de diario y guía, de crónica de aventuras e inventario de curiosidades y de instantes fugaces cazados al vuelo. La vida cotidiana en esta islita de pescadores, cuya atmósfera de calma y serenidad contrasta con el ajetreo de Tokio, emerge aquí con igual intensidad y extravagancia, gracias al interés insaciable de Florent Chavouet, a su ojo para el detalle y su sentido del humor. (Reseña de la editorial)