lunes, 21 de julio de 2014

Novedades Cómic Biblioteca Yamaguchi







El libro de (los 50 años) de Forges. Espasa, 2014. El Libro (de los 50  años) de Forges es una obra antológica que reúne una selección de los mejores dibujos de Antonio Fraguas, Forges, un gran artista quelleva diez lustros convirtiéndose en una delicia cotidiana, en una muestra  de genialidad de andar por casa. Gracias a este libro podrás ahondar en las vidas de Concha y Mariano, saber más cosas de esos náufragos que conoces desde hace tantos años, apreciar aún más a los Blasillos y a esas «adorables» viejecitas de pueblo… Comprometido con la cultura y los acontecimientos de este mundo tan  «enfollonado», Forges es un autor único.
EL libro (de los 50 años) de Forges quiere ser un homenaje al dibujante y a la persona. En él encontrarás un catálogo de anécdotas, aventuras y desventuras, dibujos inéditos y un sinfín de trazos y palabras  «forgianas» que harán que tu sonrisa salte, una vez más, desde el papel hasta la cara. (Reseña de la editorial)







He visto ballenas, de Javier de Isusi. Astiberri, 2014. En una cárcel de la Provenza francesa, Josu, un ex militante de ETA, conoce a Emmanuel, un ex miembro del GAL. A casi mil kilómetros de distancia, Antón, un antiguo amigo de infancia de Josu, aún vive bajo la sombra de la muerte de su padre a manos de ETA, veinticinco años atrás.
Javier de Isusi, autor de la tetralogía Los viajes de Juan Sin Tierra, propone ahora, tras un laborioso proceso de documentación que surge a partir de una historia real, una vibrante novela gráfica, que explora el interior de tres personas a quienes les ha tocado desempeñar papeles encontrados y que buscan, pese a todo, encontrarse como personas.
Isusi puntualiza que, a pesar de haberse atenido en lo esencial a un suceso verídico, en ningún momento ha pretendido “hacer una narración histórica o periodística ni intentado contar qué les ocurre a terceras personas que están muy lejos de mi experiencia vital, eso excedía con mucho mis posibilidades. Los personajes que aparecen en el cómic son inventados y aunque para llevarlo a cabo me he documentado bastante, donde más he rebuscado ha sido en mi propio interior: ¿cómo me sentiría yo si estuviera en esa situación? Era la pregunta que me hacía continuamente al intentar ponerme en la piel de unos y otros personajes”.
El autor bilbaíno reconoce que “hay muchos condicionantes evidentes de índole política, social y personal que me hicieron decidir que esta historia sólo la iba a contar si me salía sola; si daba con las personas adecuadas que me pudieran guiar por ella, si estas personas estaban dispuestas a acompañarme, y si el guión fluía sin esfuerzo”. Todos esos factores finalmente confluyeron y tomaron forma definitiva: “más que hacer una obra que quería hacer siento que he hecho la obra que tenía que hacer”.
(Reseña de la editorial)



                                                     


Cooltureta, la novela gráfica, de Moderna de Pueblo. Lumen, 2014. El humor de Moderna de pueblo especialmente dedicado al Cooltureta, es decir, al tipo que todo lo sabe. Y si no lo sabe...lo parece.
Moderna de Pueblo presenta a un nuevo personaje de su universo: el Cooltureta, un tipo con un deslumbrante? y a menudo irritante? conocimiento 'moderno'.

Algunos modernos, además de llevar pantalones de pitillo y no saltarse ni un festival de música, asisten a ciclos de cine iraní y leen poesía contemporánea en el metro. Si además contestan con un "ya lo había visto" a los posts de sus amigos en Facebook o se dedican a arquear las cejas cada vez que alguien hace un inocente chascarrillo de bar, es fácil encasillarlos en una categoría especialmente irritante: la del hipster intelectual. Exactamente eso es El Cooltureta , el nuevo personaje de Moderna de Pueblo, la ilustradora que siempre tiene a punto una ocurrencia para sacar los colores a la comunidad indie española.

Recién mudado al barrio más in de la ciudad, el Cooltureta está dispuesto a aprovechar al máximo su nuevo vecindario. Quiere tener amigos cultos, conocer a una chica sensible que monte en una bici vintage e ir todos juntos a cafeterías bohemias con música en directo. Para ello, el protagonista tendrá que superar obstáculos que se presentarán en la forma de sus amigotes mainstream, una antigua compañera del colegio que ahora es retro-nerd o, el peor, sus propias inseguridades ?¿habrá leído suficiente??. Una historia desternillante para reírse de uno mismo o de todos los coolturetas que, en el fondo, tienen su punto entrañable.
(Reseña de la editorial)


La peor banda del mundo 2, de José Carlos Fernandes. Astiberri, 2014La historia de esta banda de músicos que ensayan desde hace 30 años en el sótano de una sastrería y que nunca han actuado en directo constituye una invitación para entrar en un mundo irreal, pero que tantas semejanzas guarda con nuestro mundo cotidiano.
Los destinos cruzados de varios personajes nos ofrecen una visión de la geografía de una ciudad cuyas calles tienen nombres de una sonoridad que evoca la Europa del Este y en la que existen todo tipo de profesiones inverosímiles (dentadores de sellos, coleccionistas de turnos de espera, redactores de notas de suicidio...), personajes que sufren de “irrealidad crónica” o que quieren soñar los sueños de otros.
Éste es el segundo y último volumen de la serie más premiada de la historieta portuguesa. Recopila La gran enciclopedia del conocimiento obsoleto, El depósito de residuos postales y Los Archivos de lo Prodigioso y lo Paranormal. El primer tomo de La peor banda del mundo (Astiberri, 2013) incluye los títulos El quiosco de la utopía, Museo Nacional de lo Accesorio y de lo Irrelevante y Las ruinas de Babel. (Reseña de la editorial)



La muerte blanca, de Robbie Morrison. Planeta DeAgostini, 2014. 
Novela gráfica que trata sobre un lado poco conocido de la Primer Guerra Mundial: los enfrentamientos en territorio montañoso entre italianos y austríacos. Centrada en un grupo de soldados italianos, sus necesidades mundanas y las experiencias irreversibles de un conflicto armado. Y la peor de las amenazas: la naturaleza y el clima adverso, que acaba con cualquier indicio de vida sin clemencia. Ilustrada por Charlie Adlard, dibujante de best seller de Robert Kirkman, The Walking Dead. Como esta famosa serie, la obra trata de supervivencia en condiciones extremas y reacciones humanas en situaciones catastróficas.


                                                        

Kanikosen(literalmente, El cangrejero) es la adaptación al manga de la novela proletaria escrita por Takiji Kobayashi en 1929, relato de una rebelión a bordo que representa la más explícita aportación japonesa a la crítica del capitalismo. Kobayashi pagó cara su denuncia: en 1933 fue torturado hasta morir por la policía secreta, cuando solo tenía 29 años (Reseña de la editorial)


                                                   

Seraphim 266613336Wings. Planeta DeAgostini, 2014. Hakuko Maru es el nombre del pesquero que surca las gélidas y peligrosas aguas de la península rusa de Kamchatka, seguido siempre de cerca por una escolta de la Armada Japonesa. A bordo viajan los encargados de capturar y enlatar cangrejos, trabajadores desesperados y explotados hasta límites insospechables por un cruel patrón.




Reproducción por mitosis y otras historias, de Shintaro Kago. EDT, 2012. Este volumen recopila catorce relatos del genio del seinen, Shintaro Kago, que a través de su repulsivo y a la vez atractivo universo personal nos sumerge en un mundo de paranoias, embrollos, segundas intenciones y confusión. Con un sentido del humor corrosivo y un grafismo realmente inquietante, el autor nos muestra que en el arte secuencial no está todo dicho y que es un medio para profundizar más allá de los marcos tradicionales que separan las viñetas (Reseña de la editorial)  

                                                   

Putain de guerre: 1914-1915-1916, de Tardi y Verney. Casterman, 2008. Du fond de nos tombes, on a compris qu´on était là pour un long momento. Les Alboches n´étaint pas décidés à rentrer chez eux et on était encore assez loin de Berlin. Pour Noël, la trêve a tourné en fraternisation, surtout entre les Anglais et les Allemands. Ça partait d´un bon sentiment. Quelques heures à s´échanger des clopes et des bonbons, avanti de retourner Chacón Dans son trou pour recommencer à s´entretetuer. Moi, tout ce que je comprenais, c´est qu´on s´installait dans la guerre.