lunes, 20 de mayo de 2019

Aventuras belgas

Edgar P. JacobsLa marca amarilla (La Marque jaune, 1953-1954; 1956)
Hergé, Tintín en el Tíbet (Tintin au Tibet, 1958-1959; 1960)

De vez en cuando echamos la vista atrás y recuperamos clásicos del cómic, obras para todas las edades que seguimos leyendo décadas después con, inevitablemente, con otra mirada.
Los dos cómics elegidos son, quizá, las obras más representativas en la producción de los principales exponentes de la línea clara en el cómic belga. Hergé consideraba Tintín en el Tíbet su obra preferida, mientras que La marca amarilla, sexta aventura de los gentlemen creados por Edgar P. Jacobs, es seguramente su álbum más conocido.
Algunos datos para acompañar vuestra lectura:
  • Ambas historias fueron publicadas de forma seriada en los años 50 en la revista Tintin. Con ediciones en varios países, este semanario reunió firmas como las de Goscinny, Uderzo, Jacques Martin, Carlos Giménez y Hugo Pratt.
  • Jacobs formó parte entre 1944 y 1947 del equipo de artistas que colaboraron con Hergé en las aventuras del joven reportero. La relación entre los dos creadores mezclaba la admiración y el enfrentamiento, razón por las que el autor de Blake y Mortimer ya no estaba cuando en 1950 se formalizaron los Studios Hergé, de donde surgen los nuevos álbumes y la reedición corregida de historias anteriores.

  • Por supuesto, tanto Tintín como Blake y Mortimer fueron publicados en castellano el siglo pasado. Sin embargo, su repercusión editorial resultó muy diferente. Para cuando los británicos aparecieron en la revista Cairo en 1983, Tintín ya tenía todas sus aventuras disponibles (sobre este tema, la web Catálogo de Tintin en España recopila una cantidad ingente de información).
  • Tras la muerte de Hergé en 1983 no se han generado nuevas aventuras de su personaje más conocido (solo Tintín y el Arte-Alfa, una historia incompleta basada en sus bocetos iniciales, apareció en 1986), aunque sí han proliferado las adaptaciones a otros medios y los productos promocionales. En cambio, Edgar P. Jacobs realizó solo ocho álbumes de Blake y Mortimer, serie que ha seguido creciendo gracias a autores como Jean Van Hamme. En mayo de 2019 se publica la historia más reciente, un número fuera de colección en el que participa François Schuiten.
Seguro que dedicamos tiempo en la tertulia a hablar sobre la influencia en los dos cómics de las novelas del género de aventuras, el relato detectivesco de la era victoriana, la ciencia ficción inicial,el cine popular e, incluso, el pulp. También sobre la composición de las páginas y las viñetas, menos cerrada de lo que a veces pensamos, o de una narrativa basada más en los textos explicativos y redundantes que en las imágenes, propia de las historias de la primera mitad del siglo XX. Y de la ausencia de mujeres en dos mundos que, para sus primeros lectores, representaban lo desconocido, ese espacio que siempre se puede llenar de fantasía y emoción.