domingo, 30 de marzo de 2014

NOVEDADES BIBLIOTECA YAMAGUCHI


 Soy de pueblo, de Raquel Córcoles y Marta Rabadán. EDT, 2011. Soy de Pueblo relata mediante viñetas las aventuras de Moderna de Pueblo, el alter ego de Raquel Córcoles una chica que, como muchos, se fue del pueblo a la ciudad para perseguir sus sueños de triunfar -en este caso en el mundo del periodismo. Este libro es por tanto, una versión ácida y nada imparcial de la realidad, llena de referencias hacia el mundo hipster y moderno en el que estamos viviendo. Ese universo en el que se es demasiado de pueblo para ser de ciudad y, paradójicamente, demasiado de ciudad para volver al pueblo.

 
 Los surcos del azar, de Paco Roca. Astiberri, 2013. A través de los recuerdos de Miguel Ruiz, republicano español exiliado en Francia, Paco Roca reconstruye la historia de La Nueve, una compañía a las órdenes del capitán Dronne integrada en la segunda división blindada del general Leclerc, y formada mayoritariamente por republicanos españoles. Una historia apasionante y olvidada sobre la contribución española en la Segunda Guerra Mundial. La mayoría de los hombres que componían La Nueve tenían menos de 20 años cuando en 1936 cogieron las armas por primera vez para defender la República española. Ninguno sabía entonces que los supervivientes ya no las abandonarían hasta ocho años después, y que en la noche del 24 de agosto de 1944 serían los primeros en entrar en París. Los carros de combate llevaban, en el morro, nombres sorprendentes: Madrid, Don Quichotte, Guadalajara, Ebro o Guernica. Los soldados se apellidaban Granell, Campos, Fábregas, Royo, Pujol... Ellos encabezarán el desfile de la victoria del día 26 por los Campos Elíseos. Sin embargo, no lograrán su máxima meta de ver España libre del franquismo. (Reseña de la editorial)
















Black Sad. Amarillo, de Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido. Norma, 2013. John Blacksad está cansado de tanta violencia y miseria a su alrededor, así que decide tomarse su tiempo antes de volver a casa. La suerte parece sonreírle cuando un desconocido le contrata para llevar su coche, un flamante Cadillac modelo Eldorado, desde Nueva Orleans hasta Tulsa. Pero las carreteras del sur son tan polvorientas como imprevisibles y sin quererlo, se verá obligado a atravesar los Estados Unidos de punta a punta para resolver un asesinato. Una apasionante aventura por la que desfilarán moteros, abogados, escritores malditos y hasta artistas de circo. (Reseña de la editorial)


 
 Grima, de John Arcudi y Jonathan Case. Planeta DeAgostini, 2013. Un joven se mete un arma en la boca y aprieta el gatillo. A la policía no le importa ni su muerte ni la de su mejor amigo dos meses antes. Una madre torturada busca ayuda en un antiguo amor que ejerce como detective. Lo que no sabe es que sufre de acromegalia, una enfermedad que deforma los rasgos faciales a partir de una edad avanzada. ¿Se interpondrá su extraña apariencia a la hora de resolver el doble suicidio?(Reseña de la editorial)

 

 Vida y opiniones de Tristram Shandy, caballero, de Martin Rowson. Impedimenta, 2014. Tristram Shandy es una de las novelas más curiosas, complejas y cómicas de la literatura inglesa. Así que quién mejor que el dibujante e ilustrador Martin Rowson, un autor de estilo personalísimo, anárquico, para adaptar la obra maestra de Laurence Sterne al cómic, en lo que constituye una de las cumbres del género. De la mano de Rowson recorreremos los vagabundeos del caballero Tristram Shandy, el de la nariz chata y las digresiones inagotables, quien, junto con su extraño tío Toby, recorre los tortuosos senderos del infinitamente complejo mundo de Sterne. En esta adaptación, Rowson ofrece un punto de vista perversamente moderno, casi deconstructivo, por el que desfilan una versión cinematográfica del Tristram Shandy firmada por Oliver Stone, una ballena que vomita barcos, un navío lleno de críticos, el novelista Martin Amis y hasta el mismísimo T. S. Eliot. Además de un montón de narices. (Reseña de la editorial)

 
 Beowulf, de Santiago García y David Rubín. Astiberri, 2013. Santiago García y David Rubín han unido sus talentos para poner al día el mito de Beowulf, que durante más de mil años ha inspirado a partir del poema heroico del mismo título, obra fundacional de la literatura inglesa, a generaciones de autores, desde J. R. R. Tolkien hasta un buen número de guionistas de Hollywood. La versión que proponen García y Rubín sigue fielmente el argumento y la estructura en tres actos del texto original. No pretende ser revisionista, irónica ni posmoderna, sino que ha buscado apegarse al tono y los hechos narrados en el poema, y transmitir con toda su potencia la resonancia épica y melancólica de sus versos a través de los recursos formales del cómic contemporáneo. La perspectiva no es, pues, la del género de la espada y brujería o la fantasía heroica, sino la de reconstruir un relato muy antiguo con una mirada moderna, respetando la sencillez monumental del material de partida. Así, Beowulf cobra nueva vida, como si fuera una historia que descubrimos por vez primera. “Los dos autores proponen una analítica estructura que desmenuza con mimo el mito para volver a ensamblarlo ante nuestros ojos. Las viñetas parecen más que nunca barrotes incapaces de contener la desatada brutalidad que se produce dentro de ellas y el rojo sangre es la base cromática sobre que la David ha pintado toda esta ancestral historia, rojo que además parece querer traspasar la página a la menor
ocasión”. Javier Olivares

 
 Mi amigo Dahmer, de Derf Backderf. Astiberri, 2014. En Mi amigo Dahmer, el autor Derf Backderf repasa la adolescencia de uno de sus compañeros de clase, que resultó ser uno de los peores asesinos en serie de la historia de los Estados Unidos Premio Revelación 2014 en el Festival Internacional del Cómic de Angoulême Jeffrey Dahmer, apodado el El carnicero de Milwaukee, fue uno de los asesinos en serie más célebres de la historia de los Estados Unidos. El autor de esta novela gráfica, Derf Backderf, compartió con Dahmer sus años de instituto y refleja en esta obra precisa y documentada su progresivo descenso a los infiernos. Para Backderf, “Jeff” era una figura mucho más compleja de lo que reflejan los medios, alguien con quien compartió clases, pasillos y paseos en coche. Mi amigo Dahmer es la historia de la juventud de su protagonista, y de su incapacidad para empatizar con los demás, vista a través de los ojos de uno de sus compañeros de clase. Derf Backderf (periodista de formación) describe la personalidad desfasada de Dahmer, fascinada por los animales muertos y mortificada por su atracción por los hombres. Una obra fascinante y perturbadora a la vez. El propio Dahmer llegó a asegurar, antes de morir en la cárcel, que “éste es el gran final de una vida malgastada, y el resultado final es abrumadoramente deprimente... La historia de una vida patética, enferma y miserable, nada más”. (Reseña de la editorial)

lunes, 10 de marzo de 2014

Tertulia marzo 2014: humor franco-belga


¿Qué tienen en común los tres cómics propuestos para esta tertulia? Han sido personajes emblemáticos de Le journal de Spirou, una revista dirigida al público infantil y juvenil que lleva editándose desde 1938 en Bélgica y Francia.
Además, Franquin -el creador de Gaston Lagaffe y principal autor de Spirou y Fantasio- y Midam -autor de Kid Paddle- nacieron,como Hergé, en el municipio belga de Etterbeeck.
Por último, la fuerza de sus personajes ha dado lugar a franquicias muy rentables, series de animación y spin-offs de éxito.

Varios autores, Spirou y Fantasio (desde 1938)
La Editorial Dupuis utilizo a estos dos aventureros en su competencia directa con Tintin, que desde 1934 publicaba Casterman.
Si queréis conocer todo lo que debe saberse sobre sus protagonistas, os recomendamos visitar la web spirou-fantasio.blogspot.com.es, que reúne muchísima información interesante.



André Franquin, Tomás el Gafe (1957-1996)
La oficina de Tomás es una página similar sobre el aprendiz de oficinista más vago y con peor suerte del mundo.
Como dice su creador, "su carácter tiene un rasgo maravilloso: no tiene ningún escrúpulo a la hora de intentar cualquier cosa. Se cree bueno en todo". Por eso, sus páginas están llenas de experimentos químicos, bricolaje, nuevos medios de transporte e intentos de hacer más "cómoda" la vida en el despacho.



Midam (Michel Ledent), Kid Paddle (1993-)
Dos veces incluido en la Sélection Jeunesse del Festival Internacional del Cómic de Angoulême, Kid Paddle "es un niño de diez años apasionado por los juegos (sobre todo, por los videojuegos) y el gore (películas, historias, etc). Para Kid, la vida es un juego que comparte de buen grado con sus dos mejores amigos: Big Bang y Horacio. Vive con su padre y su hermana, pero sin su madre. No es ni el primero de la clase ni un vago".
En nuestro entorno alcanzó fama, sobre todo, a partir de su aparición en Pequeño País.