sábado, 19 de febrero de 2011

Corto Maltes: Tango y La balada del mar salado (tertulia 16 febrero)


El pasado 16 de febrero acudimos una selección de los componentes de la tertulia y alguna cara nueva a la biblioteca Yamaguchi para comentar los cómics de Corto Maltes (Hugo Pratt).

Se seleccionaron dos de las obras: Tango y La balada del mar salado.

Como introducción, se habló de si la obra ha envejecido con el tiempo, si la culpa de ello puede ser que la gente no sabe interpretar ese lenguaje, si es mejor leerlo en color o en blanco y negro, si el argumento es mas o menos simplista-sencillo-ocurrente y al mismo tiempo si eso es un problema o un punto a favor... Pero mejor que cada uno haga su aportación en los comentarios.




Como curiosidad, en el segundo salón internacional del comic de Pamplona, parece ser que se ha conseguido una gran exposición sobre Corto Maltes, que obviamente visitaremos.

Y para ir abriendo boca y que la gente se vaya preparando, las fechas y obras que trataremos en las siguientes tertulias:
16 marzo: Asterios Polyp
20 abril: Ghost in the shell (comic vs película)
12 mayo: El erotismo femenino en el cómic, existe? Fresa y chocolate, Omaha
8 junio: Superhéroes, Superman de Alan Moore, Superman rojo y la muerte de Superman

15 comentarios:

  1. Estuvo muy bien la tertulia... lástima haber llegado un pelín tarde. Por cierto, ya he leido Asterios y... no sé muy bien qué pensar. Creo que tengo que releerlo, porque no tengo una opinión clara. Por momentos me ha costado seguir el lenguaje visual y algunas reflexiones de Asterios.

    ResponderEliminar
  2. Era mi segunda lectura de la balada y me volvió a gustar todo, la historia, los ambientes, los personajes.... No puedo decir lo mismo de tango, acabe su lectura por obligación, no consiguió engancharme en ningún momento. Conclusión, conozco muy poco la obra de orate, habrá que seguir leyendo

    ResponderEliminar
  3. buena noticia lo de la exposición de Corto me encanta este personaje

    ResponderEliminar
  4. Es mi primer contacto con Corto Maltes y con Hugo Pratt. Tenía ganicas pero si digo que me ha encantado mentiría.

    Cometí el error propio de la ignorancia de comenzar con Tango. Tango es una novela negra que para disfrutarla a tope tienes que tener ya un poso previo de Corto Maltes, necesitas saber cosas sobre el, como es, como se comporta, sus viajes, filosofía de vida... Si, puedes disfrutarlo si no lo has leido antes, pero se queda un poco cojo.
    En mi opinión, y sin leer antes otra cosa de Corto Maltes, Tango ganaria enteros escrito como una novela negra, no como un comic.
    Como no conozco la obra de Hugo Pratt no puedo teorizar sobre si gana o pierde con el color, aunque se escucharon voces que defendían la obra en blanco y negro.
    Lo más importante de esta obra para mi, que es una novela negra y que la hubiese disfrutado mas si estuviese escrita en formato narrativa, no como comic.

    Sobre la balada, me gustó mas, es más comic, mas aventurero, mas lo que esperaba de Corto Maltes. Es verdad que el guión a veces parecía cogido con pinzas, con elementos inesperados e inverosímiles própios de una novela de aventuras de julio verne, o de comics del estilo de el capitán trueno, pero es loq ue esperaba al respecto y por eso no me defraudó como tango.
    El color parece ser que también le hace perder interes.. pero ya he dicho que no puedo hablar al respecto porque no he leido la historia en B/N.
    Este comic si que me ayudó a entender un poco la personalidad aventurera de Corto Maltes y tal vez si ahora leo Tango, lo vea con otros ojos. Me hubiese gustado haberlo leido en el orden opuesto, primero la balada y luego Tango.
    Como punto negativo, la personalidad de los personajes está muy estereotipada, uno es el malo malo, otra la guapa guapa llena de erotismo, otro el loco, otro el cortes... pero es algo tipico en este tipo de historias.

    En resumen, creo que corto maltés me gustará, pero Tango me resulta una obra diferente y que no casa con la filosofía que tenía predefinida en la cabeza. En ese aspecto creo que Tango es una obra atípica sobre la saga.

    ResponderEliminar
  5. Sobre Tango... hablamos de novela negra, pero más que eso es, justamente, un tango. Es curioso darse cuenta de que ambos comparten muchas cosas: la época, un país de inmigrantes, los bajos fondos, las pasiones desatadas; aunque en el tango prima la pasión amor y en el otro la violencia y la ambición. Tango me parece una obra muy sutil, en la que aparece ya un Corto exagerado como personaje. Un Corto que es un mito, el mito de la nostalgia de los lugares mitificados. Que perdió un amor, que ha perdido una amiga y que vuelve a la ciudad de los sueños perdidos. (Véase La pampa, promesas de Ortega y Gasset.)
    La Balada del mar salado me parece una maravilla, los personajes no están aún definidos y eso le da una gran frescura. Pero no me parece que los personajes sean estereotipos. O sí lo son, son mitos como dice Joste, pero se parte de ellos para darles la vuelta. Corto es el héroe canalla, un poco bobo como Han Solo, pero tb con un sentimiento de añoranza por lo imposible como Don. El malo, ¿el monje? no es tan malo, pues lo humaniza la amistad por Corto. Y Rasputín está loco, pero resulta maravilloso con su anhelo de la amistad. Y Pandora, con su caja, es mucho más que el erotismo, con su reflexividad y su seriedad. Uno de los mejores retratos de algunas de las adolescentes más interesantes que he conocido.

    ResponderEliminar
  6. jaja, para mi el malo es rasputin y el loco el monje... pero bueno, cada uno tiene su opinión.

    ResponderEliminar
  7. Ah, he dudado, aunque no de que sean estereotipos, es decir, mitos. Entonces estarás de acuerdo en que Rasputín no es el típico malo, por que raro sería que el archienemigo de Corto sea su amigo. De hecho, en muchos comics es su Obelix

    ResponderEliminar
  8. Hombre, yo no tengo el contexto de las demás obras, para mi solo existe en la balada, rasputín si que se nombra como viejo conocido... pero de ahí a que digas que son amigos... yo lo veo mas como el típico villano chaquetero, que te puede decir una cosa y cuando te das la vuelta te pega un tiro, un villano sin escrupulos e hipócrita.

    ResponderEliminar
  9. En cambio, el monje esta loco. Tiene su moralidad y su filosofía digamos mas o menos clara, pero luego tiene idas de olla que lo delatan como un demente. Es capaz de matar a un amigo (aquí si que veo al monje como una especie de amigo de Corto, alguien a quien respeta en cierto modo) pero luego le da un cortocircuito y es capaz de matarlo y arrepentirse.

    ResponderEliminar
  10. ¿Entonces dudas de los sentimientos de Rasputín cuando le dice a Corto que quiere tener amigos? ¿Por qué? No veo en esa escena elementos para dudar, quizá solo que es un pronto de Rasputín ¿Y por qué salva Corto a Rasputín al final? En realidad La Balada cuenta el inicio de la amistad, aunque conocerse se conocían de antes. Bueno, es un placer darle vueltas así a los comics, pero ahora tengo que curar un ratico. Au revoaire

    ResponderEliminar
  11. Seguramente, llegar y decir que no me ha gustado Corto Maltés es como para perder todo los puntos del carnet... pero es así... quizá porque no he conseguido hacerme con el espíritu del personaje... en Balada lo encuentro un tanto inconcreto, con rasgos que se le adivinan pero no lo definen todavía; en Tango, por el contrario, es una pose de sí mismo, con una ética personal reconocible a los ojos de todos... por mi parte, no sé cual es esa ética... lo que, bien pensado, sólo habla de mi propia ignorancia...

    ResponderEliminar
  12. No puede no gustarte Corto Maltés, es como un buen vino, es imposible que no guste.
    Aunque solo sea por lo guapo, misterioso y elegante que es, solo por eso ya gusta.
    Además en los 2 títulos leídos para la tertulia, hay misterio, intriga y aventura y eso le gusta a todo el mundo.
    Y por si todo lo anterior no es suficiente, añádele que te revuelve la curiosidad y te lleva a querer investigar qué hacen unos alemanes durante la Gran Guerra en unas islas perdidas de la mano de Dios ¿Hasta allí llegó la 1ª guerra Mundial? ¿Por qué? ¿Qué interés podían tener esos islotes o esas aguas?

    ¿Que todavía no te gusta?

    Bueno, pues tal vez debas poner música de tango como fondo y leerte el cómic del mismo nombre, con un Corto Maltés muy definido y gran personalidad.

    ¿Tampoco?

    Pues en este caso, debo decir que lo siento mucho, no es culpa tuya; es como cuando tienes un sentido que no funciona correctamente y que imposibilita para disfrutar de un buen vino, por mucho que sea el mejor caldo de la cosecha; si no lo captas, no lo paladeas y hueles, aunque te aseguren que lo es. Y digo esto, desde mi incapacidad para distinguir un Don Simon de un Gran Reserva.

    ResponderEliminar
  13. Hay una razón más Marivi. Pandora también tiene su aquel... Chico guapo encuentra niña mona, jajajaja. De todas formas es imposible rebatir tus argumentos. Nos vemos el 16.

    ResponderEliminar
  14. Tenía pendiente el comentario a Tango.
    Es el primer y único cómic de Corto Maltés que he leído hasta la fecha, y espero que no sea el último.
    No pude asistir a la última tertulia, así que quería aportar mi pequeño granito de arena, mejor tarde que nunca.

    Me han sorprendido las opiniones en contra de este cómic. Me resultó de lo más entretenido. Me gustó mucho el dibujo a tinta, blanco y negro pulido, de trazo seguro, y un contraste plano, con algo de trama, que le va pero que muy bien a la historia, muy cerca del cine negro.
    El personaje deslumbrante. Como dice Mariví, todo un guapetón, con mucho carisma y gran personalidad.
    Me falla un poco el dibujo de algún personaje, sobre todo de los femeninos, que parece más bien un clon de Corto Maltés.

    Como ya habéis mencionado, que las aventuras suelan desarrollarse en momentos y marcos históricos bien definidos y muy documentados, añaden un aliciente a su lectura. En este caso, los dos foragidos, ya conocidos por todos por ser los protagonistas de la película Dos hombres y un destino, me despertaron el interés.
    El resto de personajes que giran alrededor de nuestro héroe, son quizá, más estereotipados, pero esto nos facilita la lectura, hace que sea ágil.
    Es, lo dicho, un cómic de aventuras, entretenido, con ritmo y buenos personajes.
    Una pena que no me diera tiempo a leer "La balada del mar salado". Quedará en mi lista de pendientes de lectura. El blanco y negro funciona de maravilla, pero en este otro volumen con acuarela, y todos esos bocetos a color, que sí pude disfrutar, son un plus a la hora de motivarme a su lectura.


    Estoy deseando que llegue la siguiente. Asterios Polyp me ha encantado. Esta no me la perderé.

    ResponderEliminar
  15. a ver... si yo casi el único argumento que tenía para decir que corto maltés me gustaba era que el tío me parecía interesante y guapo... y claro, creí que en este ambiente intelectual en el que nos movemos, no era razón de peso alguno... gafapasta* que soy!
    (*friki o persona anarcoide...)

    ResponderEliminar