miércoles, 28 de septiembre de 2011

Tertulia 21 septiembre. Año dual Rusia - España

Sumándonos a la celebración del año dual España-Rusia, hemos leido cómics con temas en torno a este país.


  •  Bustos, N. Chernóbil: la zona

  •  Dufaux, J. La emperatriz roja. Glénat

  •  Gibrat, J.P. Mattéo. Norma. Ed. Integral

  •  Hergé. Tintín en el país de los soviets

  •  Igort. Cuadernos ucranianos. Sinsentido

  •  Maslov, N. Los hijos de Octubre. Norma

  • Pratt, H. Corto Maltés en Siberia

  •  Rabaté. Ibicus. Glénat ed. integral

  •  Yann y Neuray Noche en blanco Glenat


  • Martín, J. Lo que el viento trae. Norma

3 comentarios:

  1. yo me he leido
    - Lo que el viento trae: una historia sencilla, entretenida, con sorpresa final como dice yuki, que lees con interés para ver que pasa aunque pueda ser un poco predecible. Pero realmente rusa rusa... poco tiene que ver con rusia creo yo.
    - La empreatriz roja: muy entretenida, me gusta mucho los detalles perdidos del tiempo, que no sabes si hubicar la historia en el futuro o en el pasado. Entretenida. Igualmente, quieres terminarla para ver que pasa aunque según avanza la historia vas odiando mas a la empreatriz y al emperador, que asco de poder!
    - Ibicus: ufffff, no se que decir de esta. El prota gana siempre, a pesar de recibir mil palizas, pero gana... a costa de perderlo todo. Muy dificil de catalogar esta historia.
    - Cuadernos Ucranianos. Muy dura, realista y dura... costaba leerla y no esta recomendada para un día en el que no estes muy animado. Puedes terminar saltando por la ventana. Es un documental de historias, una recopilacion de vivencias... no tiene mucho misterio, son experiencias reales, sencillas y duras.
    - La zona: parecido a la anterior. Un compendio de historias realistas, aunque en este caso puede que no sean transcripciones literales, tiene el mismo espíritu documental... duro, crudo, crítico.. pero solo apto para interesados en documentarse sobre el tema. No tiene mucho misterio.

    En general, los comics fueron bastante oscuros, tristones... centrados en la época mas triste de rusia... quitando la emperatriz roja que es un mundo ficticio, lo demás... uffff, costaba leerlo de seguido. Necesitabas descansar.

    ResponderEliminar
  2. De los comics que leímos para la tertulia sobre Rusia, me gustó mucho Ibicus, sobre todo el final, porque me sorprendió y me hizo reír. Mientras leía los distintos capítulos, no lo entendía del todo y me temía una historia un tanto tremendista. Al final lo vi como una historia picaresca, divertida y con bastante mala leche. En cambio el dibujo, aún siendo muy bueno, no me convenció del todo por resultarme, por decirlo de algún modo, muy pictórico y poco narrativo. (Una aclaración para despistados como yo: Lo leí convencido de que se basaba en una obra de León Tolstoi, el famoso autor de Ana Karenina y Guerra y Paz, pero resulta que no; se trata de otro escritor ruso del mismo apellido, de los varios que debe haber.)

    En cambio, el otro cómic que más me gustó, fue Tintín en el país de los Soviets. En parte porque creo que me llevó a entender mejor al personaje, al ver que en su primer número, dirigido a niños por cierto, se basaba básicamente en el gag,lo cual creo que sigue siendo muy importante después, y en parte tb porque,el dibujo, siendo simple, me resultó muy ágil y dinámico.
    Por último, comento que eché un poco de menos en la tertulia que habláramos un poco de nuestras impresiones sobre el espíritu ruso, aún con lo límitadas que estas puedan ser. ¿Cómo nos parece que son los rusos? ¿Qué impresión nos causan? A este respecto, recordé varias veces como Chejov, que escribió obras de teatro que por su argumento más bien parecían dramas, solía repetir a los actores: "¡Recordad que son comedias!" Autocitándome:) "Me parece que representa muy bien el espíritu ruso, al menos la impresión que tengo de él; la capacidad de seguir adelante, incluso con alegría, dentro de las más grandes desgracias."

    ResponderEliminar
  3. En esta ocasión no pude leer todos los títulos propuestos para la tertulia, así que sólo puedo opinar sobre dos de ellos.

    Lo que el viento trae.
    Muy fácil de leer. La historia no es precisamente original, ni el dibujo nada que no hayamos visto mil veces, pero su lectura es muy cómoda porque recuerda muchas historias ya conocidas, así que el grado de incertidumbre no es alto ni crea tensión. Se lee con agrado y tan pronto somo se acaba, es probable que se olvide.

    Cuadernos ucranianos
    Al contrario que el anterior, la lectura no es cómoda, sino intranquila ya que las atrocidades que narra son muy duras, más aún sabiendo que son cercanas a la realidad. Peca de un exceso de recrearse en anécdotas a cada cual más terrible. Como documental gráfico de la historia reciente de Ucrania me parece bien, ya que de una manera muy fácil me he enterado de muchas cosas que no sabía sobre la cara oscura y tenebrosa del comunismo radical. Como cómic creo que explota demasiado las situaciones extremas y que las historias no están relacionadas entre sí, salvo por desarrollarse todas en el mismo país. Echo en falta algún hilo que conecte a los personajes.

    ResponderEliminar